MUDRAS: ¿QUÉ SON?

Tanto para la física como para las distintas filosofías todo es energía y todo tiene significado. Lo que vemos y lo que no vemos, lo que nos compone como organismos vivos y toda materia que nos rodea, tiene información.

Al mismo tiempo que somos unidades biológicas independientes, también formamos parte de un todo mayor y estamos permanentemente conectados con todo. Así, existimos incluso en las formas sutiles de los pensamientos o de las emociones y de la energía que nos rodea. En este contexto se puede comprender mejor qué son y cómo funcionan los mudras.

Para el budismo y el hinduismo, un “mudra” es un gesto hecho generalmente con las manos o dedos y considerado sagrado. La traducción de “mudra” en sánscrito quiere decir “sello” o “anillo para sellar” que resulta del gesto de unir los dedos de la mano formando una especie de anillo que permite concentrar la energía o hacer contacto con una energía en particular. 

Las manos, según estas creencias ancestrales, son algo más que solo partes funcionales de nuestro cuerpo, son un mapa de energía de nuestra conciencia y salud. Cada área de la mano corresponde a cierta área del cuerpo, así como a diferentes emociones y comportamientos. Doblando, cruzando, estirando, y tocando nuestros dedos y palmas, podemos, por tanto, comunicarnos con nuestro cuerpo y mente.

Al igual que con las letras formamos palabras, con la posición y el contacto de los diferentes dedos, según la técnica de los mantras, formamos mensajes, favorecemos la circulación de energía en nuestro cuerpo y activamos la comunicación cuerpo-mente, es decir, se activan los chakras o puntos energéticos del cuerpo.

La mano derecha representa el sol y la izquierda la luna y cada uno de nuestros dedos simboliza uno de los cinco elementos que forman el universo y además se relacionan con un planeta, su energía y la cualidad que este planeta representa ya que cada uno de estos planetas o estrellas proyecta una energía diferente sobre la tierra y los seres humanos.

El pulgar representa a Dios, el fuego, el meridiano del pulmón, el planeta Marte, la fuerza de voluntad, la lógica, el ego y el “yo superior”. En el pulgar se representa al individuo y nuestra esencia divina.

El índice el éter, la garganta, el intestino grueso y el meridiano del estómago, el planeta Júpiter, el don de mando, la inspiración y la intuición, también el poder del pensamiento. En el índice se representan los distintos estados de ánimo, el conocimiento, sabiduría, poder de procesar, la receptividad y la calma.

El dedo corazón el planeta Saturno, la paciencia y el control emocional, el chakra del corazón, la vesícula biliar, elemento aire. En el dedo medio se representa la energía necesaria para actuar y vivir en armonía, el discernimiento y el compromiso.

El anular es el planeta de Urano (también del sol), simboliza la vitalidad, la energía y la salud, el chakra raíz, la vida familiar y los asuntos del amor, serenidad y esperanza, hígado, el elemento tierra y la fuerza necesaria para protegernos y defender nuestro territorio, fortalece el sistema nervioso y el poder para ganar.

El meñique el planeta Mercurio, la habilidad para la comunicación y la creatividad, el segundo chakra, el “yo inferior”, el elemento agua. El meñique representa nuestra capacidad para interactuar con otras personas.

 

PARA QUÉ SIRVEN LOS MUDRAS

Se considera que hay 24 mudras principales que junto con los asaras (posturas corporales) se emplean en la meditación budista y en el yoga hinduista para lograr una mejor experiencia durante estas prácticas, ya que, después de todo, la meditación tiene que ver con el bienestar personal y la felicidad.

Es decir, en términos generales, los mudras tienen dos grandes ventajas en la meditación: te ayudan a relajarte y aumentan tu capacidad de concentración en momentos de estrés o tristeza por su efecto calmante. Los expertos aconsejan combinar los mudras con los mantras para disfrutar de una experiencia de meditación aún mejor ya que los mantras mantienen la mente ocupada mientras que los mudras, dan a las manos algo que hacer

 
Además, son, en definitiva, una herramienta óptima para mantener el cuerpo quieto mientras meditas puesto que sentimos el contacto con nuestras manos. Está parte de nuestro cuerpo tiene una profunda conexión con el cerebro, por lo tanto, la forma en que tomamos nuestras manos puede influir en la manera en que fijamos nuestras mentes y cuerpos.

 

 

Los mudras aprovechan la energía generada por las asanas y el pranayama para conducirla de forma adecuada dentro del sistema energético del cuerpo. Estos cierres y conductores de energía repercuten intensamente sobre la estructura emocional y psíquica del practicante induciendo a estados de interiorización y meditación.

Tú decides qué gesto utilizas en cada situación, todo depende de la meta que se quiera alcanzar.

 

 

CÓMO HACER UN MUDRA Y SU SIGNIFICADO

Existen innumerables tipos de mudras, de ahí que sea difícil determinar una cantidad exacta. Dependiendo del punto de vista que se mire (budista o hindú), el número varía entre 30 y 800.

Los mudras de los dedos se pueden hacer de forma activa o pasiva. Para hacer un mudra de forma activa colocamos la yema del dedo pulgar sobre la uña de cada dedo. Para realizar un mudra de forma pasiva tocamos la yema del pulgar con cada una de las yemas de los otros dedos sin tocar la uña. En ambos casos, hay que ejercer la suficiente presión para sentir el flujo de energía, pero no tanto como para blanquear las yemas de los dedos.

Más allá de los mudras de las manos o los dedos, que son los más comunes y conocidos, hay otros como: mudras de la cabeza (Māna), mudras corporales (Kaya), mudras de corazón (Bandha) y mudras perineales (Adhara). Todos los mudras de las manos o dedos pueden ser combinables con otros tipos de mudras. Por ejemplo, mientras meditas puedes combinar un mudra de mano con un mudra de tu cuerpo o corazón, etc.

Mudras (de los dedos) más utilizados:

Gyan Mudra: Sello de Conocimiento.

¿Cómo hacerlo?: toca la punta del dedo índice con la punta del dedo pulgar. Los otros tres dedos están estirados.

Beneficio: estimula el conocimiento, sabiduría, receptividad y calma.

Planeta: Júpiter, que representa la expansión.

Shuni Mudra: Sello de Paciencia.

¿Cómo hacerlo?: toca la punta del dedo corazón y la punta del dedo pulgar. Los dedos restantes quedan estirados.

Beneficio: promueve la paciencia, el discernimiento y el compromiso.

Planeta: Saturno, que representa el dominio de la tarea, la responsabilidad y el coraje para mantenerse en ella.

Surya o Ravi Mudra: Sello de Sol, Vida.

¿Cómo hacerlo?: toca la punta del dedo anular con la punta del dedo pulgar, los restantes quedan estirados.

Beneficio: revitalización de la energía, resistencia nerviosa y buena salud.

Planeta: el sol, que representa energía, salud y sexualidad. También Urano, que representa resistencia nerviosa, intuición y cambio.

Buddhi Mudra: Sello de Claridad Mental.

¿Cómo hacerlo?: toca la punta del dedo meñique con la punta del dedo pulgar, el resto quedan estirados.

Beneficio: crea la capacidad para comunicarse clara e intuitivamente, estimula el desarrollo físico.

Planeta: Mercurio, que representa la rapidez y el poder mental de la comunicación.

Mudras (de las manos) más utilizados:

Anjali Mudra: no sólo se puede utilizar para la meditación, sino que también es una forma común de saludar en muchos países asiáticos.

¿Cómo hacerlo?: siéntate o párate derecho. Extiende la espalda completamente, sin que quede arqueada, y junta las palmas de las manos a la altura del chakra del corazón. Es importante que las palmas estén completamente una encima de la otra. Asegúrate de que tus dedos siempre estén apuntando hacia arriba.

Significado y efecto: Anjali es sánscrito y significa, algo así como, «dirección» u «oferta».  La combinación de las palmas de las manos ayuda a crear una sensación de equilibrio entre la mente y el cuerpo. Aunque tomarse de la mano en una posición de oración a menudo se asocia con ciertos temas o creencias religiosas, esto no se aplica aquí.  La meditación y el yoga son prácticas que necesariamente no necesitan ser interpretadas religiosamente.

Beneficio: Para una sensación de equilibrio interior entre tu mente y tu cuerpo.

Mudra Chin: también es llamado el gesto de la conciencia. Cuando lo usas en meditación, calmas tu mente y tus pensamientos. También mejorará tu estado de ánimo en general. Un nombre alternativo es Jnana Mudra

¿Cómo hacerlo?: gira las manos de tal manera que el interior quede hacia abajo. Luego, con la punta del dedo índice toca la punta del pulgar y forma un círculo con los dos dedos. Deja los otros dedos estirados

Significado y efecto: Esta posición de la mano estimula el chakra de la raíz (también llamado Muladhara). Se dice que puedes sentir la conexión energética con la tierra cuando meditas con el Mudra Chin. La conexión a tierra, o la conexión a la tierra, significa principalmente una cosa: el camino de vuelta al origen. La posición de la mano de la barbilla te ayuda a devolverle la simplicidad y la modestia a tu vida.

Beneficio: para una sensación de conexión y modestia.

Yoni Mudra: significa reducción del estrés. Te ayuda a lidiar con el estrés y la depresión, y mantiene el equilibrio en tu sistema nervioso. Además, te ayuda a relajarte y rejuvenecer tu mente.

¿Cómo hacerlo?: coloca los dedos pulgares e índices, uno encima del otro, para formar una especie de triángulo. Apunta los dedos índices hacia abajo y dobla los otros dedos en ángulo.

Significado y efecto: Yoni es una antigua palabra sánscrita que significa «útero» o «matriz». Probablemente conozcas, que cuando un bebé está en el útero, está, metafóricamente hablando, “como en un escenario” debido a que recibe toda la atención. Pero, aun así, se encuentra separado del mundo exterior, del estrés y de los problemas. De manera similar, el Mudra Yoni te protege del estrés del mundo exterior.

Beneficio: para tener una sensación de alivio y reducción del estrés.

Vishnu Mudra: es una posición de las manos difícil. Se puede usar con una o ambas manos. No obstante, si practicas el Vishnu con una mano, utiliza siempre la derecha ya que simboliza la absorción de energía positiva. Es por eso que este Mudra es una de las llamadas poses de la mano derecha.

¿Cómo hacerlo?: estira las manos y apunta con las palmas hacia afuera (como si le estuvieras dando a alguien un apretón de manos). Luego dobla los dedos índice y medio mientras sostienes el dedo anular y el meñique completamente extendidos. Si tienes problemas para mantener el dedo anular fuera, puedes pellizcar fácilmente el dedo meñique debajo del dedo anular.

Significado y efecto: activa y equilibra los tres primeros chakras (chakra raíz, chakra sacro y chakra del plexo solar.

Beneficio: para equilibrar y limpiar los 7 chakras.

Gyan Mudra: es el mudra más conocido de nuestra sociedad. La singularidad de este mudra de dedo es el hecho de que, además de la postura de la mano, la respiración también se convierte en parte del gesto.

 

 

¿Cómo hacerlo?: esta posición de la mano se ejecuta como el mudra Chin pero con las palmas al revés. Es importante estirar el pulgar hacia afuera y no doblarlo al juntar los dedos pulgar e índice. La mejor manera de hacer esto es sentarte y poner el exterior de tu mano sobre las rodillas.

Significado y efecto: en sánscrito, Gyan significa aproximadamente «conciencia», «sabiduría» y «conocimiento». Mejora la concentración y agudiza la memoria. Además de los beneficios mentales, se cree que también se obtienen beneficios físicos.

Beneficio: para mayor concentración.

Abhaya Mudra: representa la paz, la seguridad y la intrepidez.

¿Cómo hacerlo?: alinea tu mano derecha verticalmente de modo que el interior de tu mano apunte hacia afuera de tu cuerpo. Inclina la mano hacia atrás hasta que sientas algo de tensión en la muñeca. Este gesto funciona mejor cuando estás sentado.

Importante: Mantén la mano ligeramente por debajo del pecho para obtener los mejores resultados.

Significado y efecto: en la traducción de sánscrito significa intrepidez. Este gesto ha prevalecido en el tiempo y es considerado el primer mudra. Representa la paz y la intrepidez porque, entre otras cosas muestra las manos sin armas.

Beneficio: para obtener un sentimiento de paz, coraje e intrepidez.

Hakini Mudra: se usan ambas manos.

¿Cómo hacerlo?: junta tus manos y haz el Anjali. Luego estira los codos un poco hacia afuera hasta que las yemas de los dedos comiencen a unirse. Asegúrate de que las yemas de los dedos siempre estén apuntando hacia arriba. No fuerces tus dedos mientras realizas este gesto, déjalos sueltos.

Significado y efecto: significa fuerza o poder en sánscrito. Sin embargo, el gesto de Hakini no se refiere al poder físico, sino al espiritual. Básicamente, esta posición de la mano te ayuda a controlar mejor tus pensamientos y ganar más poder sobre tu propia mente.

Beneficio: da una sensación de mayor concentración. 

Prana Mudra (o Pran Mudra): es una posición de la mano (uno de los signos hindú) que se reconoce por fortalecer el chakra de la raíz.

¿Cómo hacerlo?: primero debes girar las palmas de las manos para separarlas del cuerpo y estirarlas. Luego, toma el dedo anular y el meñique y dóblalos un poco. Extiende el pulgar y coloca las yemas de los dos dedos curvados en la punta del pulgar. Deja los dedos índice y medio estirados.

Significado y efecto: significa energía o vida. Cuando meditas con esta postura de manos, activas no sólo tu chakra raíz sino también tu energía interior.

Beneficio: brinda una sensación de más energía vital, en el presente, y un mayor nivel de energía en general.

Dhyana Mudra: es llamado el mudra de la meditación. El Gyan, el Chin y el Dhyana son las posiciones de las manos más conocidas en las prácticas de meditación.

¿Cómo hacerlo?: la mejor manera de realizar el Dhyana es sentado. Coloca la parte exterior de tu mano derecha en la palma de tu mano izquierda. Después, pon ambas manos en tu regazo. Asegúrate que las puntas de tus pulgares se toquen, pero que tu mano permanezca relajada.

Significado y efecto: el propósito es llevarte a un estado de concentración profundo y tranquilo. Debido a que el Dhyana significa balance y equilibrio, establece el estado de equilibrio durante la meditación entre tu cuerpo y tu mente.

Beneficio: asegura la atención, reduce el estrés, mejora la concentración y la memoria, alivia la ira y ayuda contra la depresión.

Apana Mudra: representa la purificación interna y la limpieza de tu cuerpo. Esta limpieza incluye recuerdos y emociones.

¿Cómo hacerlo?: debes usar ambas manos para este gesto. Dobla el dedo medio y el anular ligeramente hacia el pulgar. Asegúrate de que las yemas de los dedos (pulgar, corazón y anular) se toquen entre sí. Extiende los otros dos dedos completamente. 

Significado y efecto: en sánscrito significa purificación. Por lo tanto, esta postura de manos se refiere a la limpieza física y mental. Esto puede significar limpieza sobre toxinas en la sangre, como también, durante la menstruación. Igualmente, se refiere a la «purificación de las emociones».

Beneficio: para una sensación de limpieza interior.

Dharmachakra Mudra: es un gesto religioso que se utilizó en la primera predicación de Buda.

¿Cómo hacerlo?: Para esta posición, debes usar ambas manos. Con la mano derecha, haces el Chin Mudra y con la izquierda, haces el Gyan Mudra. Luego, conecta los dedos pulgar e índice de la mano derecha con el dedo medio de la mano izquierda.

Significado y efecto: en este contexto, el chakra del “Dharma” significa «la rueda del Dharma». La postura de las manos del Dharmachakra es de naturaleza religiosa y representa figurativamente la transitoriedad y el elemento del tiempo y el flujo continuo de energía.

Beneficio: para una sensación de intemporalidad.

Usha Mudra: aporta serenidad.

¿Cómo hacerlo?: sólo tienes que cruzar los dedos y dejar las manos reposando en el regazo.

Significado y efecto: significa amanecer.

Beneficio: produce paz, calma la mente.

Garuda Mudra: es el aspecto de la divinidad que sostiene a todo el Universo.

¿Cómo hacerlo?: se coloca la mano derecha sobre la izquierda, engarzadas por los pulgares a la altura del esternón.

Significado y efecto: simboliza la libertad.

Beneficio: activa la circulación sanguínea, revitaliza los órganos y equilibra la energía de las dos mitades del cuerpo. Vitaliza y estimula la zona de la pelvis y del pecho. Relaja y suaviza los dolores y trastornos de la menstruación, las molestias en el estómago y las dificultades respiratorias.

Padma mudra: es un mudra espiritual que nos conecta con la pureza del corazón.

¿Cómo hacerlo?: une las manos delante del pecho de manera que solo se toquen en su parte inferior, así como las puntas de los dedos pequeños y pulgares. Los demás dedos extendidos adoptando con las manos la forma del capullo de la flor de loto.

Significado y efecto: simboliza la pureza, el despertar de la conciencia y la iluminación espiritual.

Beneficio: medita con este mudra cuando te sientas solo, agotado o incomprendido, y ábrete a la bondad y la abundancia; conectando con una sensación de merecimiento y aceptando todo aquello que necesitas para vivir una vida plena y llena de amor.

Pero no es necesario hacer yoga o meditar para beneficiarse del poder de los mudras porque realizar un mudra es un acto personal extremadamente sencillo, que incluso puede pasar desapercibido cuando lo hacemos. Podemos utilizarlos en cualquier situación o ambiente en el que estemos y comenzar a disfrutar de los resultados inmediatamente.

Utilizarlos en el día a día ayuda a estar conectado con uno mismo, a sentirse más sereno, más concentrado y a combatir las situaciones de estrés. Si se hace un mudra cada día durante cinco minutos y se respira de forma consciente puede cambiar por completo tu ánimo y tu energía, sobre todo si los practicas al levantarte. Para ello, lo ideal es sentarse con la espalda recta en el borde de una silla o un cojín, cerrar los ojos, adoptar el mudra escogido y poner tu atención en la respiración.

Un mudra es una puerta que nos conecta con nuestro interior más celeste, con el cielo y la tierra, el cuerpo y la mente, el espíritu y la materia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *