Qué es la autoestima?

La autoestima es un conjunto de percepciones, pensamientos, evaluaciones, sentimientos y tendencias de comportamientos o juicio positivo o negativo que una persona hace de sí misma en función de la evaluación de sus pensamientos, sentimientos y experiencias

Alcanza aspectos sobre el físico, la personalidad, las competencias o los éxitos pasados y presentes. Esta valoración tiene un porcentaje muy alto de subjetividad, independientemente de los rasgos que podamos observar nosotros mismos

 
La autoestima se forma a lo largo de los años y puede ir variando en función de las experiencias o el momento vital.
Nuestra cultura y nuestra educación tienen un peso elevado en la autoconfianza y la autovaloración, a la vez que todo lo que nos ha ido ocurriendo a medida que han pasado los años.
Los problemas de autoestima se observan en todos los ámbitos de la vida, desde las relaciones sociales hasta la pareja o el círculo familiar. Nos lleva a tener bajo rendimiento o un mal desempeño de las tareas del trabajo. Tiende a volverse algo normal , para quien la sufre , ya que la baja seguridad en uno mismo se retroalimenta, por lo que es necesario buscar soluciones , tan pronto se descubre que esto ocurre
En resumen: es la evaluación perceptiva de nosotros mismos
Algunos de los síntomas que indican bajan autoestima son:
-Inseguridad en uno mismo

Cómo saber si se tiene baja autoestima.Sintomas de baja autoestima

La baja autoestima, conlleva una percepción negativa de nosotros mismos que puede limitar nuestro día a día y hacernos sentir bastante mal
Algunos de los síntomas que indican bajan autoestima son:
-Inseguridad en uno mismo
-Miedos recurrentes.Aunque el miedo suele tener un factor motivacional sobre las personas, puede llegar a anularnos si no se ve como un reto. Los miedos normales suelen ser al fracaso, al error, a ser sinceros, a salir a ámbitos sociales, a no gustar o a hacer el ridículo. Es aquí donde muchas personas identifican su baja autoestima, ya que suele ser la principal causa de fracaso social.No expresar opiniones por miedo a ser rechazado o pensar que nuestras opiniones no tienen el mismo valor que las de los demás.
-Sentir que no merecemos las cosas buenas de la vida
-Necesitar la aprobación de los demás para hacer las cosas o sentirnos mejor
-No esforzarnos por conseguir lo que queremos porque pensamos que no lo lograremos
-Tenemos la sensación de nunca hacer las cosas suficientemente bien, así que nos auto exigimos mucho.
-La auto-exigencia nos permite evolucionar y superarnos. Pero llevada al extremo, acaba anulándonos y bloqueando cualquier estrategia. Ocurre al pensar que todo lo que hacemos nunca es suficiente. Por lo tanto, llega un momento en el que no se realizan intentos por miedo al fracaso y a no llegar al mínimo que nos creemos correcto
-Percibir a los demás como si fuesen superiores a nosotros y querer ser como ellos
-Atribuir los logros a causas externas y los fracasos a causas internas
-No estar satisfecho con lo que hacemos pensando que lo podríamos hacer mejor. La persona no se siente apta para desarrollar ningún tipo de actividad.
-Sentirse infeliz, culpable y triste .Un estado de ánimo inestable, que se mueve entre la tristeza y el enfado. Aparece por la soledad que siente la persona, ya que, independientemente de lo que haya alrededor, no se siente querida y valorada. También tiende a anclarse a momentos pasados que considera mucho mejores que los actuales. Esto crea desesperanza sobre el futuro
-Pensar en nuestras debilidades sin tener en cuenta nuestras cualidades
-Sentirse poco atractivo
-Tomar decisiones se convierte en algo difícil ya que creemos que la decisión que tomemos siempre será la incorrecta, y por tanto, nos dejamos llevar por lo que deciden los demás
-Necesitar la aprobación de los demás con mucha frecuencia

Como aumentar la autoestima.

 
Realmente, no existe una fórmula mágica, pero si acciones que se pueden emprender , para ir ganando seguridad en uno  mismo
-Ponte metas realistas y  que puedas cumplir. Metas a las cuales sea relativamente fácil llegar. Poco a poco las podemos aumentar, y veremos que paso a paso estamos consiguiendo lo que nos proponemos. Si fracasamos, aprendamos de ello sin culparnos de nuestros errores, ya que fallar es una manera de saber cómo hacerlo de manera distinta la siguiente vez
-Huye del perfeccionismo. No te machaques !
-Trátate con cariño y mucho respeto
Eres lo mejor que te ha pasado, así que demuéstratelo.
– Siente que tienes derecho a ser feliz. Y a hacer feliz a los demás contagiándoles tu optimismo
-Atrévete a afrontar retos, pudiendo empezar por pequeños
Adopta una postura positiva y date permisos para equivocarte
Intenta buscar tres cosas buenas de ti al día
Pregúntate con frecuencia: qué es lo peor que te podría pasar
Respetarse a uno mismo es el primero paso parasaber quererse
-Perdónate. Deja atrás eso que te hace sentir culpa y que te bloquea a la hora de hacer cosas a día de hoy.Practica la autocompasión. Para mejorar la autoestima, es fundamental aprender a perdonarnos por nuestros errores; como decimos en psicología practica la autocompasión.
Hay muchos ejercicios y actividades para desarrollar la autocompasión, pero el más sencillo es hablarte de la misma forma que lo harías con un amigo que lo estuviera pasando mal. De esta forma empezarás a ver tus problemas como algo que estás experimentando, y no como algo que te define
-Sepárate de tus miedos.Cuando el miedo aparezca, no lo ignores, no lo bloquees, no lo distraigas, haciendo como si no existiera. Déjalo marchar y libérate de él
– Haz ejercicio. Los resultados del mayor estudio realizado sobre ejercicio y autoestima demostraron que, siempre que sea de mediana intensidad, hacer deporte incrementa la autoestima a corto plazo
Treinta minutos de ejercicio aeróbico moderado al día son suficientes para reducir los niveles de cortisol y aumentar tu bienestar gracias a la liberación de endorfinas
-Celebra tus logros.Si eres una persona excesivamente autoexigente, quizás sientas que todo lo que alcanzas es sólo parte de tus obligaciones, y todo lo que no alcanzas lo interpretas como un fracaso

Los Tipos de Autoestima y sus Características

Según Luis  Hornstein: Premio Konex de platino decada 1996-2006: psicoanálisis. Asesor del Departamento de Salud Mental de la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires, jefe: Dr. Mauricio Goldenberg (1968-1971). Codirector junto al Dr. Mauricio Goldenberg del Centro de Estudios Psicoanalíticos de Caracas (1978-1983). Presidente de la Fundación para el Estudio del Psicoanálisis (FUNDEP), existen varios grupos
1- Autoestima alta y estable
Este tipo podría corresponderse con el de autoestima fuerte o elevada, ya que las personas con ese tipo de autoestima no se ven influidas por lo que ocurra a su alrededor de forma negativa.
Además, es capaz de defender su punto de vista de forma calmada y se desenvuelven de forma exitosa a lo largo del tiempo sin derrumbarse.
2- Autoestima alta e inestable
Estas personas también se caracterizan por presentar una alta autoestima pero no por mantenerla en el tiempo.
No suelen tener las herramientas suficientes para enfrentarse a ambientes estresantes y que los suelen desestabilizar, por lo que no aceptan el fracaso ni tampoco aceptan posturas opuestas a las de ellos.
3- Autoestima estable y baja
Estas personas se caracterizan por infravalorarse en todo momento, es decir, por pensar que no pueden hacer aquello que se propongan.
Por otro lado, se muestran muy indecisos y temen equivocarse, por lo que siempre buscarán el apoyo de otra persona. Tampoco luchan por sus puntos de vista ya que de forma general se valoran de forma negativa.
4- Autoestima inestable y baja
Podríamos decir que las personas que tienen esta autoestima son aquellas que prefieren pasar desapercibidas en todo momento y que piensan que no pueden conseguir nada.
Por otro lado, suelen ser muy sensibles e influenciables y prefieren no enfrentarse a nadie incluso aunque sepan que la otra persona no lleva la razón.
5-Autoestima inflada
Las personas con este tipo de autoestima se caracterizan por tener una personalidad fuerte y creerse mejor que las personas que tienen a su alrededor. Por ello, nunca suelen escuchar ni prestarles atención alguna
También suelen culpabilizar a los demás en situaciones estresantes y tienen un ego muy grande. No son capaces de corregir sus propios errores ni tampoco criticarse a sí mismos. Se caracterizan por ser muy materialistas y superficiales
Para la formación de la Autoestima Siguiendo a Campos y Muños, (1992), podemos explicar la formación de la autoestima a partir de los siguientes elementos.
Elementos Forjadores de una autoestima alta:
 El niños y la niña desde pequeño es tratado con amor
-Se le da seguridad,
 -Se le aplican normas conductuales firmes, no violentas
Se le enseña a respetar a las personas
Se le enseña que puede soñar
 Que logrará todo lo que se proponga
Se le llama la atención con amor
Se le cuida su salud, en forma normal
 Se le ayuda a ser independiente
 Existen elementos que ayudan a mejorar la autoestima.
 Sentido de Pertenencia: Necesitamos experimentar que somos parte de algo., Somos parte de una familia, una comunidad, en la cual nos quieren y nos respetan, miembros de una nación, con nuestras costumbres, historia, lengua y otros
Sentir que somos amados por, familia, que nos aman, nos cuidan, y si no es así, buscamos una familia sustituta
 Amigos, con quienes compartimos nuestros momentos agradables, vecinos, que nos respetan.
Formación de una baja autoestima:
La autoestima se va desarrollando a diario en los primeros años de la vida de los niños y las niñas. Y entre los factores que producen una baja autoestima podemos nombrar:
Amor condicionado a niños: “Si no sacas buenas notas en tus exámenes, no te voy a querer”.
La repetición constante del no: No hagas eso, no vengas tarde y otros.
 La inconsistencia en las reglas de conducta: papa da una orden y mamá da una orden contraria. Papá no me da permiso, pero mi mamá si…
 Regaño con alto grado de enojo, malas palabras, cólera…
 Indiferencia de los padres, no sabe si esta enfermo, si come, por donde anda… • Reglas familiares rígidas. ¡Quien no viene a las 12, sino después no almuerza en esta casa!
 Perdidas importantes durante infancia: papá, mamá y otros.
El Abuso Físico, o sexual: golpes, violaciones, . . .
 Padre o madre alcohólicos o drogadictos
 Padres sobre protectores
-Padres muy consentidores
Comunicación de doble vínculo: es el mensaje con doble fondo, una persona dice una cosa y actúa de otra forma diferente a la que dijo. Ejemplo: Le pide al niño que no mienta, y él miente.
 Situaciones de estrés agudo o estrés pos traumático pueden generar
 
Los elementos estresantes pueden ser causa de una baja autoestima
 – Elementos Forjadores de una autoestima inflada cuando  desde niño se le trata así:
Es tratado con amor enfermizo
 No se le aplican normas conductuales
 Se le enseña a que su opinión es mas mejor que la de los demás
 Que logrará todo lo que se proponga
Que puede conseguir lo quiera aunque para ello, tiene que utilizar a otros
 Se le complace en todo
Se le enseña que es el mas bonito o bonita
 Que es el mas inteligente de todos
 A ser autosuficiente en extremo
 Se le enseñan que los mas bonitos son los que consiguen las mejores cosas y que los que tiene mejor cuerpo consiguen mejor pareja. En grado extremo se va desarrollando en el niño y niña una personalidad vanidosa y narcisista. Y busca estar delgada si es mujer, por que el modelo de mujer es el ser delgado, llegando a la anorexia, sentimiento en el que la persona se siente gorda y deja de comer. O a la bulimia, que come y después bonita para mantenerse delgada. Y en los hombres un culto al cuerpo
 

Autoestima para padres

 
Nosotros, los padres, somos el modelo de adulto al cual se refieren en primer lugar nuestros hijos cuando toman sus primeras decisiones sobre cómo ser y cómo actuar en la vida
Nosotros somos también la primera fuente de información para nuestros hijos sobre su propia valía e importancia, sobre lo que es bueno y es malo y sobre lo que pueden y no pueden ser y hacer. Según seamos y actuemos nosotros, así aprenderán nuestros hijos a actuar y a reaccionar ya desde la primera infancia e incluso desde el vientre materno. Como padres, podemos empezar a preguntarnos: “¿Quiero de veras que mis hijos sean felices, tengan éxito y relaciones más sanas y más satisfactorias que las que yo he tenido?”>. Si lo quiero y quiero lo mejor para mis hijos ¿por qué no buscar en mí mismo la fuente de esta paternidad sana, positiva, efectiva y motivante que quiero transmitirle? Debo aprender a expresar mis sentimientos y mis emociones, en lugar de dejarme atrapar por la frustración y el resentimiento. No tengo por qué rechazar o controlar mis estadios emocionales sean cuales sean, sino únicamente aceptarlos y darles espacio para que se vayan integrando, aclarando y modificando en un proceso vivencial y natural de maduración.
El camino del auto-crecimiento, es sencillo, pero no fácil; significa un trabajo sin límites. Es una tarea para toda la vida, pero los resultados bien merecen todo el esfuerzo que se le dedique.Es posible que cada dos pasos dados en el camino emprendido, retrocedamos uno, aunque no queramos. Hay que darnos cuenta que agobiarnos por ello no sirve de. Es mucho más efectivo apreciar mi avance, sea cual sea, pese a las posibles recaídas en pensamientos, acciones y reacciones negativas y en los contextos inesperados. Para poder criar hijos con unas determinadas actitudes positivas hacia sí mismos, hacia los demás y hacia la vida en general, los padres tenemos que motivarnos a reconocer y activar estas actitudes en nosotros mismos.
El primer paso es preguntarnos ¿Puedo yo hacer algo para facilitar el desarrollo de la educación y de la formación de la personalidad de mi hijo, de forma que pueda ser una persona auto-realizante en su vida?, ¿Qué es lo que puedo hacer?, ¿Puedo conseguirlo si antes no entro yo en una dinámica de crecimiento y de cambio? Debemos hacer una declaración de fe en nosotros y en nuestros hijos y generar un compromiso de acción. Entrar en una dinámica vivencial y de relación efectiva y motivadora. Tenemos que modificar nuestra propia pauta de comportamiento y de relación en familia y fuera de ella. Según decía Waldo Emerson, nuestro comportamiento hace tanto ruido que no nos deja oír las palabras que lo acompañan
Posibles Medidas de Actuación para Fomentar el Auto-concepto de los hijos
Los padres tienen que aprender a no condicionar su cariño para sus hijos. La actuación de estos es parte de un proceso de educación y crecimiento y no tiene que interferir el amor mutuo. Si los niños perciben este amor incondicional, se sienten seguros y pierden la ansiedad debida al miedo de no valer lo suficiente. Esto les permite entrar en una dinámica de comportamiento basada en la convicción de que, no obstante todo lo que pase, es querido y apreciado como hijo y persona.
Tomarse el tiempo de escuchar a los niños, es importante intentar comprender lo que quieren decir con su lenguaje verbal y no verbal sin la interferencia de preconceptos o desconfianza.
 Reconocerle al niño su valía e importancia y darle refuerzos continuos para realzar su auto-concepto y su confianza en sí mismo. Lo ideal es hacerlo con relación a acciones específicas.
 -Hacer que el niño reconozca desde los resultados que ha conseguido, cuáles son sus habilidades y se convenza de que puede, sabe, es capaz y lo que merece la pena.
Aprovechar todas las oportunidades para poner de relieve que el niño, por el simple hecho de ser un ser humano, está en desarrollo continuo, está en el camino que ha escogido y puede modificarlo si lo desea.
Acordarse de fechas importantes como cumpleaños o aniversarios de acontecimientos importantes para él. Citar cuando proceda, algo que el niño haya dicho y no dejar pasar desapercibidas las acciones buenas que haya realizado.
 Organizar el propio programa diario de manera que sea posible dedicar a cada niño unos minutos en exclusiva, cuanto más, mejor.
 Hacer que el niño vaya reflexionando sobre sí mismo, sus características y sus posibilidades como persona. Es muy importante desactivar el miedo a buscarse y a conocerse. La claridad sobre sí mismo, es lo más efectivo.
 Acostumbrarse a no etiquetar al niño. En lugar de <> hay que acostumbrarse a describir el comportamiento, sin identificarlo con el niño como persona”. “Es un niño realizando un acto malo. La conducta se puede juzgar, corregir y nos sirve como aprendizaje.
 Utilizar las alabanzas con el mayor número de detalles posibles y enfocarlas desde el espacio positivo y constructivo.
 Utilizar la escucha activa, sin enjuiciar, pidiendo aclaraciones, parafraseando y siendo empático.
 No decirle al niño específicamente lo que debe hacer a menos que él lo pida. Intentar que descubra las posibles soluciones a cualquier problema.
 Aceptar lo que el niño piensa y opina sin decirle cómo hacerlo. Entablar diálogo para permitir que él decida su futura actuación, desde la confianza en sí mismo.
Demostrar simpatía con frases.Estas frases sirven para que se sienta escuchado y comprendido, así como para validar sus sentimientos y emociones.
 Enseñar al niño palabras que simbolicen sus sentimientos para que le sea más fácil expresarlos.
 Hacer juegos con el niño, ejecutar trabajos y en general dejar que él mismo participe en la decisión sobre la forma de pasar el tiempo juntos.


Para resumir: la autoestima un aspecto de enorme relevancia en la vida de la persona, por cuanto contribuye a que su existencia sea más satisfactoria. La estima propia es una necesidad humana, configurada por factores tanto internos como externos, un proceso dinámico y multidimensional que se construye y reconstruye a lo largo del ciclo vital. En el ámbito concreto de la educación, se considera que facilitar el logro de una estima positiva debe ser el propósito más alto del proceso educativo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *